En el Más Grande de los Festivales de Cine,

Deslumbre, Glamour… y Espíritu Pionero de Justicia

(Reportaje Sobre Festival de Cannes, 71 Entrega (Mayo de 2018)
Promotional Image, Cannes 2018
La Galería Flickr Completa

El Festival de Cannes sigue entronado, a sus 71 años de edad, como la grande dame de los eventos de cine, evocando estrellas de Hollywood eternamente jóvenes desfilando en trajes haute couture con superyates y la arrestadora Riviera Francesa de telón de fondo. Adentro, los participantes presienten cómo el mundo del cine --¡quizá el mundo entero! – se queda sin aliento y embrujado esas dos semanas sagradas en mayo. Mas el glamour y deslumbramiento de este acto icónico, como tantos más que nos han dado los franceses, también trae el espíritu de la justicia social desde su fundación. De hecho Bronx World Film nació en una división del Festival en la que ese espíritu campea a sus anchas, i.e. the Short Film Corner (El Rincón de los Cortometrajes).

Yo asistí primero a este brazo del festival en 2009, como actor en la película de Suzanne Sitelman titulada Normal Normal: An American Metamorphosis. Esperábamos nuestra fecha de proyección en el local del mismo, el menos glamoroso sótano de Le Palais des Festivals. Los muchos realizadores jóvenes que pregonaban sus propias proyecciones en el laberinto de salitas le daba el aire de un mercado ajetreado. De repente captó mi atención la Biblioteca de Cine Digital y me acerqué. Tenía más de 30+ terminales de computadora, cada una ligada a una red central y disponible máximo de una hora por persona. Uno podía organizar y buscar los cortometrajes por país, género, organización o academia, luego ver, comentar, anotar y recopilar un listado propio de obras. Ahí pasé todos mis momentos libres por el resto de mi estadía ahí.

No hay experiencia comparable a la emoción de navegar río abajo el vertiginoso caudal de películas de alto calibre en todos los géneros, hechas hoy por jóvenes cineastas de todo el mundo cuya creatividad sin límites y descomunal pasión compensan sus minúsculos presupuestos. La mano conservatorial francesa recompensa el arte, los personajes tridimensionales y las tramas frescas. Las obras despiden fuerte aroma a idiosincracia cultural, brío cosmopolita y agudeza tecnológica. Lo más arrestador, sin embargo, es que el programa entero viene imbuido de una corriente inesperada de justicia social. Eso en última instancia me inspiró a fundar una organización en la ciudad de Nueva York que sirviese de plataforma nueva para el cine de autor mundial, el cual viene perdiendo terreno constantemente, y de llevarle programación pionera a mi condado del Bronx – que con población de 1,5 millones de personas sólo tenía en ese entonces un puñado de cines, todos de corte comercial, y que el día de hoy tiene hasta menos.

Así, cargado de DVD (¿recuerdan lo que son?) y con promesas hechas a varios realizadores de un estreno en Nueva York, volví de Cannes y me puse a trabajar. Durante dos años diseñé el modelo de nuestro programa insigne y singular, el Ciclo, con sus componentes multiartes, su trampolín innovador para el creciente movimiento de cine de autor centroamericano y realizadores del Bronx, añadido a las obras del Short Film Corner. Si bien ninguna institución del Bronx se alió con nosotros, la buena fortuna nos llevó a la legendaria La Nacional en la calle West 14th de Manhattan, que nos dio bienvenida de brazos abiertos y nos ha nutrido y permitido crecer hasta convertirnos en la entidad internacionalista desde ese momento. Irrumpimos en el ámbito neoyorquino en diciembre de 2011 con un acto de 4 días, el Ciclo, que abarca cine, arte visual, artesanía, música, teatro y gastronomía. Este evento ahora atrae a realizadores de todo el mundo, quienes vienen a la Ciudad de Nueva York a cosa propia para presenciar sus estrenos aquí.  En 2017 finalmente nos abrimos paso en El Bronx con nuestro primer Ciclo de Verano en varios de sus parques, y seguiremos ese programa este año. Bronx World Film ha resuelto jugar un papel protagonista en traer cine de calidad mundial a su condado sede y a llenar el vacío de programación tanto aquí como en toda la ciudad de Nueva York y más allá.

Enfoque Crítico a Cannes: La Institucionalización

Le Matará Su Espíritu Pionero?

¿Adónde está el espíritu pionero de Cannes el día de hoy? El Festival, en palabras propias, es …«un festival de cine para Europa en el que el arte ya no se vería influenciado por el maniobraje político». Fue en parte la respuesta del estado francés a la fundación del Festival de Cine de Venecia (o La Mostra) antes de la II Guerra Mundial, del cual el dictador Benito Mussolini se autonombró conservador en jefe. Por otro lado, si bien Cannes siempre ha dado cierta acogida a Hollywood, también se ha posicionado como firme contrapeso a su avasallador comercialismo. Esa veta subyacvente alienta la disciplina artística e inspira nuestro lema de «cine de ensayo para el desarrollo integral humano»., nuestra visión del cine como más potente que mero entretenimiento.

 

¿Podría peligrar este espíritu? Hay señales preocupantes en 2018 que anuncian la posible eliminación por fases del Short Film Corner, el cual este año comenzó en la segunda semana del Festival, no la primera como ha solido ser. Los ejecutivos, incluido yo, no recibimos notificación o podríamos haber cambiado de planes y reducir costos. El catálogo se ha reducido en tamaño, alcance geográfico y diversidad. Los artesanos y personajes coloridos que una vez poblaron las instalaciones externas del Festival los han sustituido puestos de souvenirs y vendedores ambulantes. Los murales de la vida en el sur de Francia que antes engalanaban la terminal de trenes de Cannes también desaparecieron, como si la ciudad misma estuviese sufriendo un saneamiento cultural que comienza con la eliminación de su singularidad. Cercenar el Short Film Corner asestaría un golpe a los realizadores de cine de ensayo de todo el mundo, y mataría el espíritu del Festival. Esperamos volver el año entrante y verlo intacto en todo su esplendor.

Media Vuelta y Cambio: Frenesæi Afiebrado

y Un Tras Bambalinas Moledor

La escala del Festival de Cannes es masiva, intrincada e intimidante. Los cambios inesperados de itinerario agravan esto, y nos obligaron a adoptar estrategias nuevas. Con todos los reveses e imprevistos como fuerza impulsora, además del caos con que se topa uno al viajar en Francia (mi atiborrado anecdotario de anécdotas de viajero me ha ayudado a entender la descabellada vis cómica de los franceses), la primera semana resultó más bien productiva. Incluyó una exploración del Marché du Film (el brazo de comercio del Festival) y los pabellones blancos a orillas de la Riviera donde las comisiones de cine nacionales reciben visitas, inversionistas y profesionales del cine, y donde brindan wi-fi gratuito y un lugar de reunión para sus cineastas compatriotas (salvo el pabellón de EUA, el único que le cobra a sus ciudadanos por el privilegio).

 

Me reuní con 50 individuos de varias comisiones nacionales de cine y festivales varios, productores independientes, realizadores y periodistas de más de 30 países. Sobresale una visita al suntuoso pabellón de Kazajestán– que invierte fuerte en un movimiento de cine en auge—donde un conjunto de músicos y danzarines tradicionales amenizaba, y el personal dispensaba delicias como tabletas de leche de camello (lo más salado que he probado en mi vida), coñac kazajo ¡y carne de caballo! También dio ánimo ver que ya no somos la única entidad con voz centroamericana en el Festival de Cannes, pues pudimos visitar la Comisión Costarricense de Cine, fundada por el empresario independiente y actor José Castro, mediante los buenos oficios de la encantadora actriz Marian Li.

Semana Dos: Vuelta a Nuestra Cuna

en el Short Film Corner

Al llegar la segunda semana del Festival, volví a amarrarme a una terminal en la Biblioteca de Cine Digital. Le expliqué mi misión a los voluntarios del Festival, quienes gentilmente me permitieron sentarme en una sola terminal sin moverme para facilitarme el trabajo.  Esto me permitió ver más de 100 cortometrajes, de los cuales estamos gestionando 75 para nuestros programas de verano e invierno y, ya terminado el Festival, solicitar más de 30 obras más para consideración y posible inclusión en Nueva York y más allá. El Short Film Corner ha sido instrumental en brindarle a Bronx World Film programación que no se puede encontrar en ningún otro lugar. Eso nos da la ventaja que necesitamos para seguir explorando terreno nuevo en la Ciudad de Nueva York. Nos refugiamos en este mágico lugar por las oportunidades que nos da de hacer lo siguiente:

 

• Absorber el «espíritu del presente» expresado por jóvenes realizadores usando técnicas de punta

• Hacernos de programación para nuestras  comunidades locales, regionales e internacionales

• Seguir cultivando nuestra comunidad central de realizadores internacionales

¿Y Ahora? Alcance Mundial, Megaestructuras Internacionales e Impacto Local

Bronx World Film, Inc. se enorgullece de su alcance internacionalista, que abarca todas las culturas y regiones, particularmente aquellas que recién ahora comienzan a producir obras de cine de autor de gran calidad y merecen aclamación en al entorno internacional. En cuanto a Centroamérica, ha llevado su dedicación a la región un paso más allá. La entidad funge como pilar central de una megaestructura autonómoa que trabaja con su contraparte en Honduras, llamada <San Pedro Sula> [RESET], incubadora de cine y arte fundada en la capital industrial de aquél país. Esta estructura provee una plataforma única para la expresión artística en un momento crítico de la historia del istmo. Adicionalmente, el compromiso extraordinario con realizadoras mujeres y realizadores jóvenes le ha merecido encomios del titán mundial de los medios de habla hispana, Univisión, que en 2018 la calificó de «un lugar para cineastas jóvenes». Este año marcó el cuarto viaje a Cannes con plena acreditación del Festival. Éste es referente mundial en el mundo del cine, y constituye reconocimiento merecido por su dedicación a la disciplina artística y su trayectoria como casa promotora insigne de Nueva York.  Estamos a la expectativa de seguir labrando senderos este verano, cuando traemos Bronx World Film Cycle a los parques del Bronx por segundo año consecutivo.

Gracias especiales a los voluntarios del Short Film Corner

Denny Kellenbach y Stéphane Cesari por su gentileza y valiosa